En los últimos tiempos se está reflexionando mucho sobre cómo influye la motivación en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Normalmente se suele hacer hincapié en el papel del alumno, pero, en mi opinión, se debería trabajar más sobre la motivación del profesorado. Parece obvio pensarlo así. A nadie se le escapa que el profesor ejerce una influencia enorme sobre el estudiante y que una persona cargada, digámoslo así, de energía negativa, puede desmotivar a toda la clase tan fácilmente como cuando se viene abajo un castillo de naipes.

Estos pensamientos rondaron por mi cabeza a la hora de pensar lo que iba a decirles a los nuevos asistentes de lengua de toda Italia. Más de 200 jóvenes profesores nativos. De lengua inglesa, española, francesa o alemana, con poca o ninguna experiencia en la docencia, pero llenos de ilusión e impacientes por empezar su gran aventura en la escuela italiana. Una escuela que, tal como lo siento yo, en muchas partes ha perdido la risa, como diría Ruben Darío.


Por este motivo decidí centrar mi intervención en darles una serie de consejos y sobre todo ánimos. Quise recordarles que han elegido la profesión más bonita del mundo, pero también les advertí de algunos peligros serios para su motivación.

Con esta entrada quiero compartir mi presentación con vosotros e invitaros a reflexionar. A pesar de sus condiciones peculiares, lo que comento no es algo que solo pase en Italia, también pasa en otros países, ligado en cada parte a una serie de causas que os invito a comentar; pero que, sean cuales sean estas, jamás han servir de excusa para que arrojemos la toalla y con ella demos por perdida nuestra motivación.

«...Llegados a este punto, me gustaría hablaros de como veo yo vuestro papel como asistente de lengua que sois, es decir, vuestro papel como profesores. Es muy importante que sepáis que vosotros sois aire fresco para la escuela, no solo porque sois jóvenes, sino también por como llevaréis a cabo vuestro trabajo. Es así. Por lo que he podido ver y saber de otros colegas, los estudiantes están aburridísimos de las clases de lengua por lo general. Y esto, desgraciadamente, es una verdadera lástima, porque las clases de lenguas deberían ser muy animadas y divertidas.

En mi opinión, hay un problema estructural. Italia es el país con el profesorado más viejo del mundo. Los que tienen una plaza fija no se preocupan por formarse, y los precarios, normalmente jóvenes, los veo tan preocupados por escalar posiciones que parece que no disfruten de su trabajo. Digamos que esta situación no facilita una verdadera renovación pedagógica en las aulas. Hay algo que no funciona. Seguramente hay un problema de falta de motivación ligado a distintos factores: cansancio, estrés, aulas abarrotadas, reglas burocráticas rígidas, poca inversión sobre la formación, etc.
Pero en mi opinión, el problema más serio y donde se manifiesta todo este “aburrimiento” es en el uso del libro de texto. No sé como será en las demás lenguas, pero por lo que respecta al español, el libro de texto clásico es como una droga para el profesor. ¿Os acordáis de la “criptonita” de Superman? Pues así son los libros de texto, más se tocan, menos fuerza se tiene. No os riáis, es verdad. Más se usan, menos creatividad y motivación se tiene. Por esto es por lo que os decía que los estudiantes se aburren. Porque están cansados de estudiar reglas gramaticales sin tan siquiera usarlas en un contexto comunicativo significativo. Cansados de rellenar huecos y hacer las redacciones de toda la vida. Cansados de exámenes y pruebas que no demuestran ninguna competencia sobre la lengua. Y aquí me detengo porque estoy generalizando, y ya sabéis que cuando se habla así se corre el riesgo de ser injusto de los buenos ejemplos que también hay: buenos profesores y también buenos libros. Pero os lo suplico, no toquéis dos veces esos manuales obsoletos. Haced actividades comunicativas con materiales reales o motivadores. Si tenéis la posibilidad de abrir esa ventana al mundo que es internet, abridla, mirad en ella y haced participad a vuestros alumnos en todos esos contextos comunicativos y muestras de habla reales que hay. Pero sobre todo, haceros escuchar. Vosotros sois un trozo de la tierra donde se habla la lengua que están aprendiendo. Cualquier excusa es buena para hacerles hablar. Hablad de todo un poco y aprovechad la ocasión para aumentar su conocimiento sociocultural del mundo y de vuestro país; pero sobre todo haced crecer su interés, su motivación, para que aprendan por sí mismos. No será fácil, pero es la única forma para que al terminar las clases continúen leyendo o escribiendo en esa lengua extranjera. Será la practica, una práctica reflexiva, la que los hará competentes lingüísticamente. ...»

Tengo que anunciaros la buena noticia de que he ganado con mi blog ProfeDeELE.es el III Concurso de Blogs para la promoción del español y la cultura hispánica que organizan la Universidad de Alcalá de Henares, el Instituto Cervantes, Google, Madrid Network, la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI) con la colaboración de Monografías.com. Este año el jurado elegía a los 5 finalistas y después se decidió el ganador a través de voto popular por la red. Los otros 4 finalistas fueron: ConCdeCine, El rincón del profesor de ELE, De ELE y Es-tema.de. Todos ellos blogs de gran calidad.


La ceremonia se celebró en la sede del Instituto Cervantes en la calle Alcalá de Madrid. Un lugar muy especial y cargado de simbolismo. Allí tuve la satisfacción personal de conocer gente de gran nivel del mundo de la enseñanza de español y de la cultura, pero también a dos de mis compañeros finalistas de mi categoría: Sonia Adeva (De ELE) y Antonio Ramos (ConCdeCine).

Quiero compartir con vosotros mi discurso y el vídeo de la ceremonia. Os aconsejo ver la última parte, el debate sobre la creación de contenidos en español. Muy entretenido y interesante. A mí me emocionó particularmente la defensa que hizo Marta Baralo, profesora de la Universidad de Nebrija, del profesor de ELE.


Estoy muy contento de haber recibido este pemio. La enseñanza y el mundo del blog son dos de mis grandes pasiones. Este premio reconoce mi trabajo, lo valora, le da difusión y me anima a seguir trabajando con la misma entrega y responsabilidad que el primer día.

Quiero agradecer, en primer lugar, la inestimable ayuda de mi equipo: Mar Galindo, María Méndez, Lucía Martínez y Tatiana Gunko. Un equipo heterogéneo y con tres elementos que yo considero fundamentales: ilusión, profesionalidad y creatividad.

Agradezco también a la organización por este concurso que respalda a blogueros y blogueras que difundimos la lengua y la cultura en español. Al jurado por haberme nombrado finalista y a toda la gente que me ha votado y que ha hecho que hoy reciba este premio.

Para mí es todo un orgullo haber sido finalista junto a otros cuatro blogs de gran calidad. A ellos y a los que no han llegado a esta etapa, les animo a seguir con ilusión su trabajo, gracias al cual ayudáis a muchos profesores a encontrar ideas y a no sentirse tan solos.

Y es que el mundo de la enseñanza puede ser muy competitivo e injusto, más aún con la precariedad que nos asola, especialmente a los jóvenes.

Quiero concluir haciendo un llamamiento a los profesores para que creen, compartan y colaboren con una mentalidad abierta, generosa y crítica. Estas tres ces (crear, compartir y colaborar) fueron mi vía de escape y son el camino para disfrutar y darle prestigio a nuestra profesión. Gracias.

Minuto 41:20 el momento del premio de ProfeDeELE.es y 1h:50 con Marta Baralo

Foto de Antonio Guerra. Licencia CC¿Dedicas mucho tiempo a la corrección de actividades y exámenes? Si eres un/a adicto/a del bolígrafo rojo, entonces esta entrada podría cambiar tu vida a mejor. No bromeo.

Partamos de esta premisa: lo que se pueda hacer sin el profesor, se hace sin el profesor. La clase ha de ser el espacio para jugar con la lengua, para practicar, para resolver dudas lingüísticas, para aprender a aprender. Es decir, la clase tiene que ser un laboratorio, no un museo al que se va para ver y no para tocar.

Digo esto, porque a veces la clase se convierte en un espacio tedioso, dedicado a la elaboración y corrección de ejercicios centrados en la forma. No digo que estos ejercicios no sean útiles, pero no son útiles para nuestro tiempo de clase. No hemos invertido tanto en formación como para hacer lo que ya te hace un libro de respuestas por sí solo.

Dicho esto, os quiero hablar de dos herramientas que trabajarán para ti: flubaroo y educaplay.

Flubaroo:


Flubaroo es un complemento de los formularios de Google Drive que te permite corregir, puntuar de forma automática un examen online y enviar los resultados con correcciones a tus estudiantes. Es muy fácil de utilizar, solo es necesario que el profesor tenga una cuenta en gmail y que sepa crear un formulario. Para saber cómo, os comparto este vídeo-tutorial del canal de Princippia donde se explica muy bien todo, paso a paso:



Las posibilidades de Flubaroo son enormes. No digo que tengas que hacer todos los exámenes así, ya que Flubaroo permite solo la corrección de respuestas cerradas. Pero bueno, siempre se puede corregir solo una parte del examen de este modo.

El caso es que seguro que te ahorrará mucho tiempo. Sobre todo si tienes muchos alumnos por grupo y te obligan a hacer una cantidad de pruebas cada cierto tiempo. El único problema es que si las pruebas van a contar para nota, es necesario la presencia del profesor para que no copien, y por tanto, tendrá que haber en el centro ordenadores suficientes para los alumnos. Aunque siempre se puede tirar de imaginación.

Si quieres ver como funciona, yo he preparado esta actividad que voy a dejar abierta una semana. Complétala y después te mandaré los resultados por correo electrónico como si fueras un estudiante. 

examen con flubaroo

Educaplay:


Educaplay es una plataforma educativa que te permite diseñar una gran variedad de actividades educativas online: crucigramas, cuestionarios, rellena huecos, dictados, diálogos y mucho más. Diseñada por ADRFormacion, empresa de Logroño (España), no hace más que ganar premios y reconocimiento a nivel internacional.

Lo mejor de esta plataforma educativa, en mi opinión, es que puedes compartir las actividades de manera pública o privada, y crear grupos con tus alumnos donde colgar las actividades y hacer un seguimiento de su trabajo. ¿No es maravilloso? Puedes mandar tareas extras a tus alumnos, tareas originales, divertidas; y los estudiantes pueden completarlas cómodamente en sus casas y competir entre ellos por ver quien saca la mejor puntuación, comentar las actividades y mucho más.

Como muchas aplicaciones, algunos servicios son de pago, pero la mayoría son gratuitos. El caso es probar y despertar nuestra curiosidad. Esta plataforma es muy intuitiva, pero aún así, la empresa ha creado un curso online gratuito con videotutoriales y la ayuda de un tutor para explicarte cómo funciona todo.



También puedes consultar este tutorial por escrito. 

Espero que te hayan gustado estas herramientas y que puedas hacer un buen uso de ellas.

Créditos de la imagen de la entrada: Antonio Guerra (licencia Creative Commons)

Diez consejos para mejorar la pronunciación

Es bonito pensar que aprender una lengua es como construir una casa. Las palabras funcionan como ladrillos: sin ellos es imposible empezar algo. Pero los ladrillos por sí solos son insuficientes, hace falta algo que los fije y los una con un sentido, es decir, unas reglas gramaticales y mecanismos de cohesión. ¡Cuidado! Todavía no habremos construido un hogar hasta que no hayamos pintado y decorado con un cierto estilo nuestra casa. Aquí imaginamos todos aquellos elementos lingüísticos que hacen que tu español suene natural y que se te entienda sin ningún problema. ¿Y qué hay más «natural» que una buena pronunciación?

A veces, al aprender una lengua nos centramos en aprender la gramática y su léxico, pero dejamos de lado la fonética. La revista Veinte Mundos me ha dado la oportunidad de escribir un artículo sobre la pronunciación junto a mi compañera de equipo Tatiana Gunko. Entre los dos hemos ideado 10 consejos para estudiantes y profesores con los que trabajar la pronunciación.


Espero que os gusten y os sean de utilidad. Me gustaría que comentarais si habéis llevado a la práctica alguno de de estos consejos, tanto como estudiantes o como profesores, y si tenéis otros consejos que queráis compartir. Gracias.

Daniel Hernández en Livorno en un taller El 5 de marzo fui invitado por el Istituto Vespuci-Colombo de Livorno para realizar un taller de 8 horas sobre las TIC aplicadas a la enseñanza del español como lengua extranjera. He de confesar que esta ha sido mi primera experiencia como formador de profesores de manera presencial y ha sido realmente apasionante y gratificante.

El taller lo estructuré en cuatro partes: Competencia Digital, ProfeDeELE.es, creación de materiales y gestión de la información. Obviamente en un día iba a ser complicado ver mucho, pero me bastó para hacer una buena aproximación y tratar de despertar su interés.

Antes de la realización del taller, unos días antes, les pedí que me respondieran a un pequeño formulario en Google Form para hacerme una idea de sus conocimientos previos. Como era de prever, el nivel resultó ser muy heterogéneo, por lo que me hice a la idea de que convendría ir despacio y centrarse en unas pocas herramientas. Después, quien tuviera dificultades o quien quisiera aprender más, podría saciar su curiosidad con los documentos que había dejado compartidos en una carpeta de Google Drive, con recursos, tutoriales, comentarios, etc.

Resultados del google form
Algunos de los resultados recogidos antes del taller


En la primera parte mostré una presentación sobre la competencia digital para contextualizar, reflexionar y tirar abajo esos pequeños muros que nos ponemos: no soy capaz, soy muy mayor, esto no sirve de nada, me agobio, yo no soy tan bueno… Y quise dejar claro que es nuestra mente, nuestros prejuicios, nuestra actitud lo que va a marcar nuestro éxito o fracaso con las TIC, y por tanto, como profesor.


Sobre ProfeDeELE mostré cómo navegar por el blog, usarlo y sacar ideas para las clases. Y lo mejor de todo, conecté por hangout con mis compañeras de equipo Lucía y Tatiana. Entre los tres explicamos el complejo y apasionante proceso de creación de materiales, y quisimos resaltar la importancia no solo de crear y compartir nuestras buenas ideas, sino también colaborar con otros profesores para mejorarlas y disfrutar con nuestro trabajo.

Respecto a la creación de materiales mencioné la herramienta de Flubaroo de Google Form para la creación de pruebas con corrección automática. ¡Una pasada! En la siguiente entrada en mi blog hablaré sobre ella. Y también hablé sobre el portal educativo Educaplay, que permite crear actividades en línea muy fácilmente, compartirlas públicamente o solo con nuestros estudiantes y hacer un seguimiento de sus resultados. Impresionante, ¿verdad?

Para finalizar hablé sobre algunas herramientas imprescindibles para gestionar la información y sacar ideas, como Pinterest o el Diario ProfeDeELE 2.0, entre otras.

Asistentes taller Daniel Hernández

Antes de finalizar esta entrada quiero agradecer el buen recibimiento que tuve en Livorno, al instituto y su personal, y especialmente a Marta Sanz y Mabel Vargas por la organización del taller. Fue un placer conocerlas en persona, son unas grandes profesoras y personas. Desde mi blog les digo: «Gracias por hacerme sentir como en casa».

Un profesor en red - Blog de Daniel Hernández

Profesor de español, creador de ProfeDeEle.es y apasionado de las TIC

Mi foto

Aunque te diga que me encanta destripar la lengua y servírsela a mis alumnos de la forma que más les gusta, no soy nada peligroso; tan solo lo hago porque pienso y creo que enseñar lengua es algo delicioso.

Sígueme por Email

Lo más visto

Con la tecnología de Blogger.
Un profesor en red - Blog de Daniel Hernández